Tu web de Derecho Penal

Art. 248.-Delito de estafa

Comentarios al Código Penal - Publicado el 16 de noviembre de 2011 por

La ciencia avanza y en ocasiones trae consigo nuevas formas de delincuencia. Es lo que ha sucedido, por ejemplo, en relación con el delito de estafa, en manos de cuyos autores las nuevas tecnologías han puesto nuevas y potentes armas con que llevar a cabo sus tretas. Pongamos por caso el “phising”, donde el estafador se hace pasar por una empresa de confianza para, normalmente por medio de e-mails, obtener datos confidenciales de los clientes de ésta.

Tratando de hacer frente a esta nueva clase de peligros, ya el legislador penal de 1995 introdujo como modalidad específica del delito de estafa la denominada “estafa informática”, que podemos decir que cometen quienes, con ánimo de lucro y valiéndose de alguna manipulación informática, consiguen una transferencia no consentida de cualquier activo patrimonial en perjuicio de otro –así lo dice la letra a) del art. 248.2–.

Recientemente, dada la generalización de las transacciones económicas vía Internet, se ha querido ir más lejos y la reforma llevada a cabo por la LO 5/2010 ha extendido la consideración como reos de estafa a “Los que fabricaren, introdujeren, poseyeren o facilitaren programas informáticos específicamente destinados a la comisión de las estafas previstas en este artículo”, algo que, no obstante, algunos autores han considerado excesivo.

Así lo cree Ricardo M. Mata (Universidad de Valladolid), que en la obra “Comentarios al Código Penal” (Lex Nova, 2ª edición) se ha encargado del análisis del delito de estafa –tanto de su tipo básico como de sus concretas modalidades–, parte del cual reproducimos a continuación.

Artículo 248.- 1. Cometen estafa los que, con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno.

2. También se consideran reos de estafa:

a) Los que, con ánimo de lucro y valiéndose de alguna manipulación informática o artificio semejante, consigan una transferencia no consentida de cualquier activo patrimonial en perjuicio de otro.

b) Los que fabricaren, introdujeren, poseyeren o facilitaren programas informáticos específicamente destinados a la comisión de las estafas previstas en este artículo.

c) Los que utilizando tarjetas de crédito o débito, o cheques de viaje, o los datos obrantes en cualquiera de ellos, realicen operaciones de cualquier clase en perjuicio de su titular o de un tercero.

Comentario al artículo 248 (extracto)

Ricardo M. Mata y Martín

[...]

§1. EL ENGAÑO COMO PRESUPUESTO DEL DELITO

[...]

Por una parte puede sostenerse que el engaño consiste en la mera inveracidad. Basta desde este punto de vista que el autor lleve a cabo una conducta no veraz o realice afirmaciones inexactas. Pero de manera diversa se puede reclamar en la conducta del autor una auténtica puesta en escena como tal elemento típico. Obliga a entender el engaño como una maquinación más elaborada y escenificada, que exige un mayor artificio y aparatosidad de su realización o puesta en práctica.

[...]

§2. LOS DEBERES DE VERACIDAD Y AUTOPROTECCIÓN

[...]

Esta exigencia de deberes de autoprotección se puede ponderar de acuerdo a una valoración de los usos habituales en el sector profesional de que se trate. De este modo se puede apreciar engaño que da lugar a un delito de estafa si, pese a que no se realicen comprobaciones o verificaciones que pudieran haber evitado el fraude, la conducta responde a los parámetros profesionales normales.

[...]

§9. CONDUCTAS PUNIBLES CON PROGRAMAS DE ORDENADOR VINCULADOS A LA REALIZACIÓN DE ESTAFAS

[...]

Por su naturaleza los hechos incriminados no representan sino formas muy adelantadas de ejecución de conductas vinculadas a un delito de estafa, es decir, hechos preparatorios que de no haber sido incriminados expresamente por el legislador carecerían de relevancia penal autónoma.

[...]

Comentarios